twitterfacebookyoutubelinkedingoogleplusinstagram
921 43 15 11
icono-telefono
logotipo-colegio-gestores

siempre comunicando

Miércoles, 05 Octubre 2016 09:12

¿Sociedad Limitada o autónomo?

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

Después del parón veraniego en nuestro blog y teniendo en cuenta que todo empieza a moverse mucho más, incluida la actividad de emprendimiento, hemos decidido dedicar una entrada a esta cuestión que surge tan a menudo en el momento de montar un negocio, y que es una de las preguntas estrella que nos hacéis en el despacho la mayoría de los que estáis en la fase inicial de vuestro proyecto.

Además, esta cuestión sobre ser empresario individual o SL se la plantean aquellos con un negocio en marcha y que no tienen claro cuál es el momento más recomendable para transformarse en sociedad limitada y porqué. A pesar de que existen otras opciones, en este artículo nos centraremos en los pros y contras de las opciones más habituales.

sociedadsl ¿Qué debo de tener en cuenta antes de la elección?

Antes de contestar esta pregunta debemos aclarar que cada proyecto empresarial tiene unas características y circunstancias propias, y hay muchos factores que pueden influir por lo que no es posible dar una respuesta taxativa. Recomendamos siempre realizar un análisis a partir de una serie de criterios que son importantes antes de tomar cualquier decisión.

Hemos seleccionado 6 criterios que en nuestra opinión deben ser evaluados antes de tomar una decisión:

  1. Aspectos económicos:  Gastos de constitución, gastos de gestión,  aportación económica y bonificaciones de la Seguridad Social
  2. Complejidad de la gestión y administración
  3. Responsabilidad
  4. Fiscalidad
  5. Acceso a la financiación
  6. Imagen comercial

 ¿Cuáles son los costes?

Nos centraremos exclusivamente en los aspectos económicos, dejando para otro artículo posterior el análisis del resto de criterios.

Dentro de los aspectos económicos debemos diferenciar:  

a) gastos de constitución y aportación económica
b) gastos de gestión
c) bonificaciones de la Seguridad Social.

Gastos de constitución:  Son más bajos en el caso de los autónomos  siendo además el alta mucho más sencilla que en una SL, el proceso es mucho más rápido, pudiendo realizarse prácticamente en un día.

Los trámites para constituir una sociedad son más complejos y pueden demorarse. Sin embargo desde la aprobación del RDL 13/2010, de 3 de diciembre, se agiliza el proceso de constitución a través de tramitación telemática (CIRCE) para sociedades que reúnan ciertos requisitos, reduciendo plazos, que siguen siendo bastante mayores que para un autónomo (el periodo de constitución de una SL está entre 5 días -si se utiliza dicha tramitación express- o entre 30 o 40 días). Asimismo con la tramitación telemática se reducen los gastos de notaría a 60 euros y los del registro a 40 euros.

Aportación económica: En el caso de los autónomos no es necesario realizar aportación inicial, sin embargo para la creación de una SL  la aportación al capital social es de 3.000 euros, y que deberá ser suficiente para afrontar tanto los gastos de constitución, como los de puesta en marcha del negocio.

Recomendaciones: Conviene calcular los fondos necesarios para la completa puesta en marcha de la sociedad:

  • Gastos de constitución.
  • Inversiones (publicidad, maquinaria, mobiliario,..).
  • Creación del llamado "Fondo de Maniobra", con activos suficientes para afrontar los gastos corrientes derivados del funcionamiento normal del negocio durante el periodo que se considere necesario hasta  su completa    puesta en marcha. Posteriormente este fondo facilitará la estabilidad   financiera de la sociedad, que dependerá del período medio de maduración de la actividad empresarial, es decir, cuánto tiempo pasa desde que se realizan las compras o inversiones hasta que se obtienen los cobros.

Gastos de gestión: La gestión de la SL debe cumplir todas las formalidades que dispone el Código de Comercio, esto es realizar periódicamente los apuntes contables de todas las operaciones económicas, así como de las amortizaciones, todo ello conforme a las normas establecidas en el Plan General de Contabilidad vigente, y tener los Libros obligatorios, que serían: Libro de Inventarios, Cuentas Anuales, Libro Diario Contable, Libro de Actas (para anotar todos los acuerdos tomados tanto en las Juntas Ordinarias como Extraordinarias). Esto, lógicamente conlleva un coste de gestoría mayor. 

El autónomo, si está en el régimen fiscal de Estimación directa simplificada, tiene una contabilidad más sencilla y solo tendrá que llevar los llamados Libros Fiscales de ventas e ingresos, y de compras o gastos.

Bonificaciones de la Seguridad Social: A la hora de decidir una u otra opción, no podemos dejar de lado el ahorro que supone la conocida como "tarifa plana" y que fue introducida por el RD 4/2013, para la que ya dedicamos otro artículo sobre Medidas Nueva Ley de Fomento del Trabajo Autónomo,  y de la cual se podrá beneficiar el emprendedor que inicie su proyecto como empresario individual, y no como SL. El importe de dicha bonificación y por tanto, el ahorro que podría obtener si se beneficia de la misma por el periodo completo de 18 meses asciende a 2.580 euros si cotiza sobre la base mínima.

Si tienes cualquier duda sobre este artículo o necesitas el apoyo de un profesional, no dudes en contactar con nosotros en http://www.gestoriaorejana.es/es/contacto.

Si te ha interesado nuestro artículo por favor compártelo en tu red social. Puedes suscribirte a nuestro blog a través del siguiente enlace http://www.gestoriaorejana.es/es/ (apartado de newsletter).

Visto 3326 veces Modificado por última vez en Miércoles, 05 Octubre 2016 11:53

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.