twitterfacebookyoutubelinkedingoogleplusinstagram
921 43 15 11
icono-telefono
logotipo-colegio-gestores

siempre comunicando

Martes, 12 Abril 2016 00:00

Cambio de Tributación de las Sociedades Civiles en el ejercicio 2016

Escrito por
Valora este artículo
(2 votos)

Una de las principales novedades fiscales de este año afecta a las sociedades civiles que sufrirán un importante cambio de tributación con motivo de la aprobación de la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades.

SOCIEDADES NEGOCIOS Fotolia 76801219 XSLas sociedades civiles con personalidad jurídica y objeto mercantil tributarán como contribuyentes del Impuesto sobre Sociedades para los períodos impositivos que se inicien a partir de 1 de enero de 2016, salvo que se disuelvan durante el año 2016. Hasta 2015 inclusive estas entidades lo hacían como contribuyentes del IRPF en régimen de atribución de rentas.

A continuación procederemos a explicar el alcance del cambio y qué opciones existen desde un punto de vista fiscal si formas parte de una sociedad civil.

1.- ¿Qué es una Sociedad Civil?

El Código Civil la define como un contrato por el que dos o más personas se obligan a poner en común dinero, bienes o industria, con el propósito de repartir entre si las ganancias.

De conformidad con el Código de Comercio será mercantil, cualquiera que fuese su clase, siempre que se haya constituido con arreglo a las disposiciones de ese Código y una vez constituida la compañía mercantil, tendrá personalidad jurídica en todos sus actos y contratos.

Al igual que las Comunidades de Bienes, la sociedad civil ha sido una opción muy utilizada en pequeños negocios en los que se requería la asociación de varias personas para realizar una actividad, y que pretendían una mayor simplicidad administrativa y de gestión, con apenas inversiones y tratando de evitar las obligaciones que se contraen con una sociedad de capital que requiere una gestión más compleja y más costosa.

2.- ¿Qué cambios se introducen en la normal fiscal a partir del 1 de Enero de 2016?

Con la nueva redacción del artículo 7 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades (IS), se  señala como contribuyentes de este impuesto a “Las personas jurídicas, excluidas las sociedades civiles que no tengan objeto mercantil”, lo que viene a suponer que tendrán la consideración de contribuyentes por el IS las sociedades civiles con personalidad jurídica y objeto mercantil.
Dos son pues los requisitos para que las sociedades civiles pasen a ser contribuyentes del IS a partir del 1 de enero de 2016:

  • Que tengan personalidad jurídica.
  • Que tengan objeto mercantil.

En cuanto a la personalidad jurídica se entiende que ésta existe cuando los pactos de los socios dejan de ser secretos , así pues con la propia solicitud del NIF de la sociedad civil  la sociedad adquiriría personalidad jurídica pues el contrato constitutivo de la misma es aportado a Hacienda.

En relación con el segundo de los requisitos, la cuestión se centraría en determinar qué se entiende por objeto mercantil. Pues bien, hasta la aprobación de la Ley de Código Mercantil cuyo anteproyecto ha sido retirado, tal delimitación hemos de abordarla sobre la base del concepto de objeto mercantil definido en el Código de Comercio, según el cual no tienen objeto mercantil las actividades agrarias, forestales, mineras y profesionales. No obstante, debemos estar atentos a posibles cambios en el Código de Comercio, que pudieran otorgar la calificación de objeto mercantil a alguna de estas actividades, ya que desde esa fecha, la sociedad civil pasaría a tributar por el IS.   

3.- Si pertenezco a una sociedad civil que cumple los anteriores requisitos ¿qué debo hacer?

Hay tres posibles estrategias:

1. No hacer nada y tributar por el Impuesto sobre Sociedades.
2. Transformar la sociedad en Sociedad Limitada o en Comunidad de Bienes.
3. Disolver la sociedad civil.

Se  habilita un régimen especial de disolución y liquidación, con beneficios fiscales,  para aquellas sociedades civiles que a consecuencia de la citada modificación legislativa pasan a ser sujetos pasivos del Impuesto sobre  Sociedades y no deseen hacerlo. 

Este régimen fiscal especial, es de carácter optativo, para aquellas sociedades civiles que decidan acordar su disolución y liquidación en 2016 siempre que cumplan las siguientes condiciones:

  1. Que antes de 1 de enero de 2016 vinieran aplicando el régimen de atribución de rentas previsto en la Sección 2.ª del Título X de la Ley del IRPF.
  2. Que a partir de 1 de enero de 2016 cumplan los requisitos para adquirir la condición de contribuyente del IS (que tengan objeto mercantil).
  3. Que el acuerdo de disolución con liquidación se adopte dentro de los seis primeros meses del ejercicio 2016 y todos los actos o negocios jurídicos necesarios para la extinción de la sociedad civil se ejecuten con posterioridad al acuerdo, dentro del plazo de los seis meses siguientes a su adopción.

A falta de opción, o si el acuerdo de opción por el régimen fiscal especial incumple los plazos anteriores, la sociedad civil tendrá la consideración de contribuyente del IS desde 1 de enero de 2016 con la consiguiente tributación por dicho impuesto por el régimen general.

4.- ¿Cual es el tratamiento fiscal de la liquidación?

El tratamiento fiscal de la liquidación, según la DT Decimonovena de la Ley del IRPF es el siguiente:

  • Exención del ITP Y AJD.
  • No se devengará el Impuesto IVTNU (plusvalía) con ocasión de las adjudicaciones a los socios de inmuebles de naturaleza urbana. En la posterior transmisión se entenderá que estos fueron adquiridos en la fecha en que lo fueron por la sociedad que se extinga.
  • En el IRPF, IS y el IRNR de los socios sólo se tributará en el momento de la liquidación cuando se perciba dinero o créditos, en otro caso se difiere la tributación al momento en que se transmitan los demás elementos que hayan sido adjudicados al socio.

V. adquisición + V. titularidad + deudas adjudicadas – créditos y dinero adjudicados = Resultado

Resultado < 0  Su importe será ganancia patrimonial o renta y el resto de elementos adjudicados que no son créditos ni dinero, tendrán valor de adquisición 0.

Resultado = 0   No hay ganancia ni pérdida patrimonial, ni en su caso renta.   Además el resto de elementos adjudicados que no son créditos ni dinero, tendrán valor de adquisición 0.

Resultado > 0   No hay ganancia ni pérdida patrimonial, ni en su caso renta,  y el resultado positivo se distribuirá entre el resto de elementos adjudicados, no créditos ni dinero,  en función del valor de mercado que resulte del balance final de liquidación de la sociedad que se extingue.

En la posterior transmisión se entenderá que estos fueron adquiridos en la fecha en que lo fueron por la sociedad que se extinga.

Si no se acordara la disolución y liquidación o no se cumplieran los plazos, la sociedad civil tendrá la consideración de contribuyente del Impuesto sobre Sociedades desde 1 de enero de 2016 y no resultará de aplicación el citado régimen de atribución de rentas.

Si durante este proceso de transición necesitas el apoyo de un profesional, no dudes en contactar con nosotros en http://www.gestoriaorejana.es/es/contacto.
Si te ha interesado nuestro artículo por favor compártelo en tu red social. Puedes suscribirte a nuestro blog a través del siguiente enlace http://www.gestoriaorejana.es/es/

Visto 3702 veces Modificado por última vez en Martes, 10 Mayo 2016 06:57

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.