twitterfacebookyoutubelinkedingoogleplusinstagram
921 43 15 11
icono-telefono
logotipo-colegio-gestores

siempre comunicando

Viernes, 01 Abril 2016 00:00

Régimen Especial del IVA del Recargo de Equivalencia para comerciantes minoristas

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

La crisis económica y el gran volumen de normas de fomento de la actividad emprendedora en España -y también en Europa- han influido en un aumento considerable del número de personas que deciden iniciar una actividad empresarial por cuenta propia. Para cualquier autónomo uno de los aspectos fiscales más relevantes es el IVA, y si le resulta de aplicación el régimen general o cualquiera de sus regímenes especiales.

TIENDA ONLINE Fotolia 66897821 XSEl recargo de equivalencia es uno de los regímenes especiales del IVA que resulta aplicable a un amplio colectivo de autónomos, el de los comerciantes minoristas como tiendas de ropa, fruterías, puestos de golosinas etc.. y también a las cada vez más habituales tiendas online. En ocasiones suscita dudas sobre su aplicación, al ser un régimen diferente, los tipos aplicables (el % de IVA) varían en función de los productos, por lo que nos ha parecido útil explicar en este artículo los aspectos fundamentales de este régimen.

1.- ¿Qué es el recargo de equivalencia?

El recargo de equivalencia es un régimen especial de IVA, obligatorio para comerciantes minoristas que no realicen ningún tipo de transformación en los productos que venden, es decir, para comerciantes autónomos que vendan al cliente final. Se aplica tanto a personas físicas de alta en autónomos como a las entidades en régimen de atribución de rentas (comunidades de bienes) cuando todos sus miembros sean también personas físicas. Quedan por tanto excluidas del mismo las sociedades de capital.

2.- ¿Quién es el comerciante minorista?

La ley del IVA entiende que son comerciantes minoristas los que cumplen estos dos requisitos:

  • Realiza con habitualidad entregas de bienes muebles sin haberlos sometido a ningún proceso de fabricación, elaboración o manufactura, se deben comercializar en el mismo estado en que los adquirieron.
  • Durante el año precedente en que se aplica el régimen especial, las ventas realizadas a particulares han sido superiores al 80% del total de ventas realizadas, que tienen como principal destinatario el consumidor final (también estarían incluidas las realizadas a la Seguridad Social y sector farmacéutico)

3.- ¿Qué ventas quedan excluidas de la aplicación de este régimen?

Quedan excluidas entre otras las ventas relacionadas con los siguientes artículos o productos: vehículos, embarcaciones y otros medios de transporte y sus accesorios o piezas de recambio, joyas, prendas de piel, objetos de arte y antigüedades, bienes usados, maquinaria industrial, de construcción y o minerales.

4.- ¿Sería una obligación u opción?

Una de las características es que se trata de un régimen obligatorio y no opcional.
Los autónomos que en un ejercicio facturen más del 20% de sus ventas a clientes profesionales y empresarios (que no sean consumidores finales) pueden liberarse de esta obligación y pasar al régimen general de IVA siempre y cuando informen a Hacienda al respecto a final de año aportando justificantes suficientes.

5.- ¿Cuales son los tipos aplicables?

Según los tipo de IVA aplicables en el régimen general se aplicarán los siguientes recargos de equivalencia:

- IVA 21 % …………… recargo adicional del 5,2%.
- IVA 10 % …………… recargo adicional del 1,4%.
- IVA 4 % …………….. recargo adicional del 0,5%.
- Tabaco ………………. recargo adicional del 1,75%.

6.- ¿Cuales son las ventajas e inconvenientes?

Una de las principales ventajas de este régimen es que no existe obligación de llevar libros registro por este impuesto (aunque se mantienen intactas sus obligaciones respecto a IRPF).

No tendrá que presentar declaraciones de IVA (quedando liberado de presentar trimestralmente la autoliquidación del modelo 303) ni expedir factura por las ventas (con una factura simplificada será suficiente). Por tanto, aunque se soporta dicho recargo, el IVA recibido por las ventas no tendrá que ingresarlo en Hacienda, quedándose el IVA de las ventas que ha repercutido a su cliente, siendo la gestión mucho más sencilla.

El principal inconveniente será la no deducibilidad del IVA soportado ni del recargo de equivalencia.

7.- ¿Cuales son las obligaciones formales?

Antes del inicio de la actividad, en el modelo 037 de alta censal, se indicará el correspondiente epígrafe de IAE y se marcará en la casilla 514 el alta en el régimen especial de recargo de equivalencia del IVA.

8.- Ejemplo práctico de cómo se expide una factura en este régimen

Por ejemplo, un comerciante de alimentación que realice a su proveedor un pedido de 3.000 euros recibirá una factura de 3.000 + 21% de IVA + 5,2% de Recargo de equivalencia = 3.786 euros.

BASE IMPONIBLE: 3.000 €
IVA 21% 630 €
REC. EQUIVALENCIA 5,2% 156 €

TOTAL FACTURA____ 3.786 €

Es el proveedor del comerciante el que debe incluir el recargo de equivalencia en sus facturas, diferenciándolo del IVA. El comerciante minorista deberá comunicar a sus proveedores que se encuentra en este régimen para que la factura le sea expedida de forma correcta (lo podrá acreditar con una copia del Modelo 037).

9.- ¿Qué ocurre si realizo compras o ventas a proveedores o clientes de la UE?

Es importante aclarar que en los casos en los que el comerciante minorista realice compras a proveedores o ventas a clientes dentro del territorio de la UE , tendrá que darse de alta en el ROI (Registro de Operadores Intracomunitarios), como no realiza autoliquidaciones de IVA (modelo 303) por estar en el recargo de equivalencia, tendrá que presentar el modelo censal (037) indicando la obligación de presentar el modelo 309 para liquidar el impuesto y deberá pagar a Hacienda tanto el IVA como del recargo de equivalencia.

Visto 5551 veces Modificado por última vez en Jueves, 06 Abril 2017 11:12

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.